criticardo

miartículo en el universo sobre la programación de las 21h00 en televisión nacional…

miartículo en el universo sobre “calle 7” y “combate”…

miartículo en el universo q aborda el tema del exceso de franquicias internacionales en la televisión nacional…

¿rescatables? tendencias de un bazar televisivo

La televisión ecuatoriana es como un bazar, hay de todo y para todos. Algunos artículos son defectuosos, otros son productos usados y de segunda mano, pero si uno se esfuerza y busca entre tantas ofertas, quizá encuentre uno que otro producto de buena calidad. 

En este caso, nos adentramos en el vientre comercial de aquel bazar y enumeraremos algunas de las tendencias encontradas a lo largo del 2011.

Lo mejor en tecnología
El futuro de la televisión ecuatoriana logró abrir una ventana hacia el mañana en el 2011, con varias transmisiones deportivas en formato HD que supieron enganchar al televidente, no solo por la obvia novelería de la mera tecnología, sino por la trascendencia del momento. 

Utilizada para entretener a todos aquellos fanáticos del fútbol, el público pudo equiparar la experiencia de ver ciertos eventos deportivos internacionales, con equipos y torneos de carácter local, finalizando el año con la transmisión en alta definición de la Teletón 2011.

Si bien este servicio es exclusivo para suscriptores de televisión pagada, no deja de ser un elemento positivo de nuestra inminente evolución como productores y consumidores.

Precios populares
Actualmente, ningún canal conoce mejor a su público que RTS. Con ‘La Noticia en la comunidad’, ‘Vamos con todo’ y ‘Combate’, el medio finalmente aprendió de sus errores del pasado para entregar productos que siguen una misma línea popular que de alguna u otra manera, ya sea por suerte o destrezas comunicacionales, han encontrado la fórmula necesaria para agradar a un público que se encuentra satisfecho con su ofrecimiento. Si bien la parrilla de programación del medio en cuestión, no posee un repertorio sustancial, sus pocas producciones bastan y sobran para hipnotizar a un televidente que por momentos parece agradecido con su oferta.

Prendas importadas
Si tuviera que elegir una palabra entre triunfo y decepción, para definir el resultado final del reality ‘Escuela de famosos’, me tendría que ir por la segunda. Y es que el espacio no logró superar del todo las expectativas puestas por el propio canal y sus televidentes. 

Pero esto no quiere decir que todo culminó en pérdida. Ecuavisa se la jugó hasta el final con su diseño y entregó un producto que aunque no encontró una conexión desmesurada con un público vigilante, reunió todos los elementos necesarios para entregar buena televisión. 

Con una producción por ratos envidiable y una organización palpable al momento de su transmisión, ‘Escuela de famosos’ dejó un buen sabor de boca si nos ponemos a pensar en las cosas que se pueden hacer en nuestro país. 

Asimismo, la participación de Mariela Viteri en dicho espacio fue refrescante; al ver como la talentosa presentadora lograba sacar controversia del mismo oxígeno, mientras balanceaba su acto en ‘Así somos’, propuesta que mantuvo su potencia y profesionalismo diario en su segunda temporada.

Productos nacionales
Sí, por momentos la programación de Canal Uno se asemeja a un experimento salido de control. Con programas que ingresan a su parrilla con bombos y platillos, solo para desaparecer en silencio, al canal no se le puede quitar algo y es que al menos lo intenta. 

La tendencia, puesta en práctica desde hace ya algún tiempo, mantiene su apuesta por el denominado talento ecuatoriano, y por personas con vocación y deseos de algo más. Canal Uno merece crédito por su apuesta y perseverancia en este ámbito. Ninguna otra estación televisiva ha merecido mejor suerte con su propuesta nacional.

Textos culturales
Teniendo la producción nacional en mente, Ecuador TV mantuvo su frente intacto en el 2011. Programas por los cuales apostaron en sus inicios todavía forman parte de su parrilla, mientras que otros sufrieron ciertos cambios en su concepto como Unizono (ahora Unizono Clips). Pero la clave radica en nutrir esos proyectos y confiar en que una televisión con tintes culturales es beneficiosa para el televidente.

Al referirse a la televisión ecuatoriana, muchas personas con las que converso a diario no encuentran palabras que rescaten los aspectos positivos de esta. Pero en muchas ocasiones, los productos presentados en este medio deben ser separados en partes para realizar un análisis a fondo de sus diferentes características y encontrar así esos pequeños destellos de eficiencia en medio del a veces inerte mar de ofertas de nuestro bazar televisivo.

Por: Ricardo Rivadeneira Carbo

miartículo publicado en diario el universo el domingo 8 de enero de 2012.

combate desde la metrovía

este es el artículo original presentado a el universo para su publicación el martes 27 de diciembre de 2011. este no fue aceptado por ser considerado “muy personal” para este tipo de columna. 

la historia presentada a continuación está basada en mis andanzas en la metrovía de guayaquil y no son exageradas. 

este es el artículo original presentado con mayúsculas y minúsculas…

COMBATE DESDE LA METROVÍA

Al igual que Guillermo Lasso, reciéntemente me he convertido en un usuario más del servicio ofrecido por la Metrovía de Guayaquil. Cruzar la ciudad hasta mi destino me toma cerca de setenta minutos, tiempo en el cual logro entretenerme viendo a la gente sonreir, mientras ven el programa Combate.

Da la casualidad que mi hora de salida coincide con el horario de transmisión del exitoso programa de RTS (lunes a viernes, 20H00) y me llevó por sorpresa la cantidad de personas que sintonizan dicho espacio religiosamente. Saliendo del diario, el transporte popular lleva a sus pasajeros por la calle Eloy Alfaro, donde cada semáfaro era el momento ideal, para ver a varias personas amontonadas encima de los televisores de los diversos lugares de comida de la zona.

Así mismo, y sin tratar de culpar a nadie, una de las estaciones de la Metrovía había sido equipada por su personal, con una pequeña pantalla que recibía la señal del denominado reality televisivo. Dentro de los buses articulados que recorren nuestra ciudad, dos niños se arrejuntaban a unas señoritas que disfrutaban del programa desde un diminuto televisor portátil.

Las casas que distinguía mientras aceleraba por el carril exclusivo de la Metrovía, mostraban a las familias viendo el programa, riendo, complacidos; y esto me puso a pensar que a veces la monotonía infinita y poco elocuente de este programa, es aquella constancia que necesitan noche tras noche nuestros televidentes. Sin entenderlo, Combate es el escapismo escogido por los ecuatorianos.

Por: Ricardo Rivadeneira Carbo

miartículo en el universo sobre el programa “combate” y su significado para los televidentes…

miartículo en eluniverso sobre el uso del termino reality en muerta televisión.

miartículo publicado en el universo sobre el programa chileno “calle 7”, transmitido por Canal Uno.